lunes, 9 de enero de 2012

Hasta San Antón, Pascuas son

Aquí tienen la Epifanía que debería haberse colgado el día 5 por la tarde.

Retablo de Nuestra Señora de los Angeles, Longares, Zaragoza
Enrique Estencop (1391-1392)
-Yo soy Gaspar. Aquí traigo el incienso.
Vengo a decir: La vida es pura y bella.
Existe Dios. El amor es inmenso.
¡Todo lo sé por la divina Estrella!
-Yo soy Melchor. La mirra aroma todo.
Existe Dios. Él es la luz del día.
La blanca flor tiene sus pies en lodo.
¡Y en el placer hay la melancolía!
-Yo soy Baltasar. Traigo el oro. Aseguro
que existe Dios. Él es el grande y fuerte.
Todo lo sé por el lucero puro
que brilla en la diadema de la Muerte.
-Gaspar, Melchor y Baltasar, callaos.
Triunfa el amor, y a su fiesta os convida.
¡Cristo resurge, hace la luz del caos
y tiene la corona de la Vida!

Rubén Darío

7 comentarios:

Carmen dijo...

Me gusta.

Ana dijo...

Es muy bonita sí. Las iglesias de los pueblos de Aragón tienen auténticos tesoros góticos y este e suno de ellos.

T dijo...

A mí tamb ién me gustó mucho cuando la ví, así que me alegro de que mi gusto sea compartido.

Lourdes dijo...

Bonita elección de la Epifanía; la poesía me gusta menos.

Habrás comprobado que los ritos siguen siendo muy importantes, deberías haberlo aprendido en la primera lectura de Le Petit Prince.

T dijo...

Sé que los ritos son muy importantes, Lour. El que no les ha dado ninguna importancia es el programador de Blogger. O yo metí la pata, que tampoco sería raro.

Elena dijo...

De verdad que vas a tener el blog parado hasta San Antón?

Carmen dijo...

¡Espero que no!