lunes, 21 de febrero de 2011

Caleidoscopio gigante


Vidriera de 'La Cacería', Catedral de León

Las vidireras de la catedral de León ocupan alrededor de 1.800 metros cuadrados de superficie y  la mayor parte de ellas se realizaron, aproximadamente, entre 1246 y 1464, aunque hay dos del siglo XVI, y algunas, como el rosetón sur y gran parte de las que ocupan las naves laterales, datan de las restauraciones que se hicieron en los siglos XIX y XX. Las más antiguas son las situadas en las capillas de la girola, de muy variada temática y de vivos colores.

Su ubicación dentro de la catedral no es casual. Al amanecer, la primera que se ilumina es la del 'Árbol de Jesé' y a medida que  avanza el día, los rayos señalan las vidrieras que recogen escenas del Nuevo Testamento. Al ponerse el sol, se ilumina el rosetón de poniente que representa a la Virgen entronizada con el Niño, rodeada por doce ángeles que tocan trompetas. Los vitrales que representan escenas del Antiguo Testamento están en la zona más umbría de la Catedral, porque  son anteriores al nacimiento de Cristo, Luz del mundo.

De todas ellas, la única que no es de temática religiosa es la situada en el quinto ventanal alto del lado norte de la nave central, la de 'La Cacería', del siglo XIII y atribuida a un vidriero llamado Pedro Guillermo. En ella se incluyen escenas cortesanas, de cetrería y circenses, así como alusiones a las artes liberales que integraban el Trivium y Quadrivium.

4 comentarios:

Lourdes dijo...

¡Qué bonita es! Hoy estoy muy morriñosa de León y mi cabeza está más allí que aquí; ya compruebo que no soy la única.

Carmen dijo...

Cuando dices que su disposición no es casual, claro que no. En muchas iglesias románicas determinadas imágenes o estatuas se iluminan a unas horas en el solsticio o en el equinocio, según el significado que le quieran dar. Y los egpcios y los aztecas también usaban la disposición del Sol y la combinaban con la arquitectura.
Se me ocurre que hoy se llaman "edificios inteligentes" a algo que ya estaba hecho con mucha inteligencia ¿no?

T dijo...

Más que inteligentes, yo diría que están construidos con un profundo sentido del Misterio.

Elena dijo...

La vidriera es una joya y si te pones a mirarla en detalle, te deslumbra.