miércoles, 26 de noviembre de 2008

La pasión


Salimos del amor
como de una catástrofe aérea
Habíamos perdido la ropa
los papeles
a mí me faltaba un diente
y a ti la noción del tiempo
¿Era un año largo como un siglo
o un siglo corto como un día?
Por los muebles
por la casa
despojos rotos:
vasos fotos libros deshojados
Éramos los sobrevivientes
de un derrumbe
de un volcán
de las aguas arrebatadas
y nos despedimos con la vaga sensación
de haber sobrevivido
aunque no sabíamos para qué.

Cristina Peri Rossi

3 comentarios:

Anónimo dijo...

G,

Estimada T, explíqueme si es cusalidad o casualidad, publica un poema de Peri Rossi en su blog y le conceden el Loewe de poesía.....

Saludos

amaranta dijo...

Se sigue autotitulando "exiliada" después de 20 años de vivir en España y haber adoptado la nacionalidad.

Hace mucho que volvió la democracia a su país, pero parece que a Cristina Peri Rossi le aumenta el raiting mediático seguir ostentándose bajo una definición casposa y ya sin sentido, como el simpático Neuman boy.

Ayer la Peri Rossi fue juez (de otro concurso) y hoy es parte (ganadora) de otro. Su ganador de ayer, Jaime Siles, es su dictaminador de hoy.

Algo huele a podrido, pero no en Dinamarca.

Es la ética de los altos ejecutivos de la literatura.






,

T dijo...

Querido G, no me queda más remedio que pensar que la casualidad existe. Cuando me enteré, me dieron ganas de abrir un tenderete de pitonisa en el Rastrillo.

Amaranta, en los círculos literarios, como en casi todas partes, hay muchos intereses creados, pero me atrevo a decir que Siles no es el 'factotum' de ese premio. Este año, el jurado lo integraban, además de Siles, Víctor García de la Concha, Paco Brines, Caballero Bonald, Antonio Colinas, Vicente Valero y Luis Antonio de Villena. No puede decirse que sean unos mandados.

Eso sí, es la primera mujer que lo gana en 20 años y yo, si tenía que ser mujer, lo que no excluyo, se lo hubiese dado a otra, pero todos llevamos un jurado dentro y la unanimidad en gustos no es ni posible ni deseable.