lunes, 9 de julio de 2012

Encadenar (Citas)



Ayer por la mañana leí en el suplemento semanal del ABC - 'el colorín de ABC', lo llamaba mi padre - una cita de Píndaro, el verso 72 de la Pítica 2, que Ortega y Gasset tomó como resumen de su ética, que ya es resumir, y que suele traducirse como 'Llega a ser el que eres'. En realidad, lo que Píndaro escribió fue γένοι οος σσ μαθών ,  literalmente, 'Llega a ser tal como eres habiendo aprendido' o 'que el aprender te haga quien eres', una máxima muy griega que debería estar escrita en el frontispicio de nuestras escuelas y universidades.

Al final de la tarde, como si de una secuencia azarosa de una novela de Auster se tratase, tropecé  con otra cita en las memorias de Harold Acton; ésta de los Ensayos  de Montaigne, que enganchaba con la de Píndaro: ' ... savoir jouir loyalement de son être' (Sagesse III, 13), es decir '... saber gozar con lealtad del propio ser'. Una aspiración que el francés consideraba la suma perfección  y que es imposible conseguir si antes no llegas a ser el que eres.

Seguí con Acton, paradigma de esteta y diletante, y como un salmo resonaban en mi cabeza unos versos de Cernuda, de 'El mirlo, la gaviota...',  en los que muy bonitamente expresa su ideal de 'deber ser': 'creo en mí mismo; porque algún día yo seré todas las cosas que amo'.

8 comentarios:

Ana dijo...

Y yo que creí que iba a ensalzarnos usted las gestas de su héroe particular;-)

T dijo...

Otro rato. Federer es intemporal. Cualquier momento es bueno para alabarlo.

Lourdes dijo...

Los versos de Cernuda, tal y como los has referenciado, los encuadraría, mejor que en una aspiración al deber ser, como cita de referencia de un libro de autoayuda de ésos que están tan de moda. Son, como bien dices, muy bonitos y está muy bien creer en uno mismo pero esos versos van precedidos de otros dos y seguidos de uno más, que les dan su verdadero sentido:
Creo en la vida,
creo en ti que no conozco aún,
creo en mí mismo;
porque algún día yo seré todas las cosas que amo:
el aire, el agua, las plantas, el adolescente.
Cernuda aspiraba a ser amado y su autoestima necesitaba de la estima de otros.
La cita de Montaigne que por otra parte es una fuente inagotable de citas para cualquier cosa, es una reflexión sobre la sabiduría de aprender a disfrutar con el presente, con lo que eres y tienes.
Y la de Píndaro encierra una gran verdad, la de que uno se pasa la vida construyéndose a sí mismo.

T dijo...

Lour, Cernuda se debatió toda su vida entre la realidad y el deseo.;-)

Montaigne vivía entre citas. Las vigas de su célebre torre recogen 57 citas que él mismo mandó grabar en ellas. Once de ellas del Eclesiastés.

Y lo de Píndaro me recuerda también a la 'Bildung', ese concepto filosófico, clave para entender la cultura alemana, que va mucho más allá de su traducción por 'formación', y que puede definirse como la construcción consciente de un individuo en perpetuo crecimiento, que se hace a sí mismo a través del conocimiento.

Carmen dijo...

Experiencia, aceptación y superación. Muy bonito y cultamente expresado.

T dijo...

Gracias por tu comentario, Carmen.

Elena dijo...

Pero qué leídas y qué pedantes podéis llegar a ser, guapas.Yo, como Ana, venía buscando a Federer.

T dijo...

Como decía mi padre, soy un pozo de saberes inútiles, Elena. No te preocupes, tendréis laudatio de Federer.