sábado, 17 de marzo de 2012

Noche de sábado


A estas horas, algunos de mis amigos están tomando un Dry Martini en una casa del centro de Madrid. Otros, cenan, como muchos otros sábados, en un restaurante de León que ya casi es su casa. Tengo una amiga de guardia en un hospital muy famoso de Estocolmo y otra me acaba de contar que lee a Juan Marsé en una estación de esquí de los Alpes, después de un día espléndido. Mi madre ya se ha ido a dormir y la casa va quedando en silencio. Llueve en Indian Wells, un sitio en mitad del desierto del sur de California en el que no saben lo que es un paraguas, pero que hoy parece Wimbledon, y Federer y Nadal velan raquetas para disputar entre ellos un puesto en la final contra Isner, que ha eliminado a Djokovic contra todo pronóstico. He terminado el sudoku del ABC, y los dos crucigramas, mientras uno de mis hermanos veía en la tele un debate sobre el aborto bastante zafio y con unos argumentos tan simples que provocaban alipori. En León sigue sin llover, con la falta que hace, pero en Indian Wells no para. Hago zapping y me entero de que ha muerto Paco Valladares, a quien vi por primera vez en un teatro en 'La noche del sábado', de Benavente; el mismo que en 'Cuento de primavera' escribió que 'tan efectivo es el sueño más ideal como el acto más común de la vida'.

6 comentarios:

Lourdes dijo...

Quién dijo que la vida es lo que nos pasa mientras hacemos otros planes? La guardia está siendo tranquila, querida T pero en Indian Wells continúa lloviendo y he tenido que cambiar de planes.

Lourdes dijo...

Conseguí ver el partido entero y tu Federer jugó como los ángeles.

Ana dijo...

Yo apenas hice los honores al dry martini que con gran esmero y no poca pericia preparó Alfredo pero disfruté mucho de la tertulia.

Recordamos a Valladares, para mí especialmente entrañable, porque está ligado a mi abuelo que me llevó a escucharle a él, siendo yo bastante pequeña, y a Manuel Dicenta en un recital de poesía del Siglo de Oro.

T dijo...

Fue Lennon, Lourdes. Eso me han dicho, que el partido fue buenísimo pero yo no lo ví. A ver si esta noche no llueve y puedo ver la final.
Ya siento haberme perdido los martinis de Alfredo.

Carmen dijo...

Yo me aproveché de los no honores de Ana y me tomé su Dry Martini después del mío. Que conste que lo hice forzada por las circunstancias y por que no se quedara ahí.

Y luego, hice un úlrimo esfuerzo y vacié el resto que quedaba en la coctelera, para que no tuvieran que tirar algo tan delicioso por el fregadero y les diera cargo de conciencia, después de todas las molestias que se habían tomado.

Hubiera jurado que ayer no estaba el post...

T dijo...

Después de tanto sacrificio con los Dry Martini, no es raro que se te traspapelara el post, Carmen. Y tampoco excluyo que el último minuto del domingo en el Bernabeu te dejase traspuesta.

;-)