viernes, 16 de diciembre de 2011

¡ Horrorrrrrr!

Una mudanza, aunque sólo sea de despacho, es siempre una pesadilla. Sólo veo cajas, cajas y cajas... Y desorden, que me pone muy nerviosa.

6 comentarios:

Ana dijo...

¡Y sólo es un despachito pequeño!

Ya sabe lo que decía M. Poirot 'orden y método!;-)

T dijo...

No tan pequeño, oiga. ¿Usted sabe lo que puedo acumular yo en 5 años? Sí, lo sabe. Pues hágase cargo.

Lourdes dijo...

Las mudanzas generan un stress mayor que un divorcio, creo que ya te lo he contado alguna vez pero hacerlo con orden, como te sugiere Ana, lo mitiga bastante.

Carmen dijo...

Pues yo creo que hay que hacerla con mucho desorden, para ordenar después. Finalmente, dos mudanzas equivalen a un incendio. Entonces ¿Qué te llevarías - aparte del Loden - en caso de incendio?

Creo que es una oportunidad muy buena para poner orden en el despacho. Yo me pongo muy contenta cuando me dicen que me cambie.

Ana dijo...

No sé si es porque llevo unas cuantas a mis espaldas, internacionales incluso, pero hay cosas que me ponen mucho más nerviosa que una casa patas arriba dispuesta a ser metida en cajas, cajones y container.

Para alguien a la que le gusta guardar y guardar es una ocasión única para tirar y de vez en cuando es muy sano.

T dijo...

Orden estoy haciendo y ya he tirado dos cajas de cosas perfectamente prescindibles. Lo que pasa es que me bloqueo cuando veo que el caos me invade. Gracias a Dios, el Loden está en casa porque si lo tiro en un descuido, me da algo.

Soy muy poco desapegada, Carmen, y si tengo que elegir qué tendría que salvar, tendría un serio problema. Prefiero no pensarlo.