lunes, 28 de noviembre de 2011

El chico de los récords


Ayer, Roger Federer, de quien me declaro incondicional admiradora, consiguió en Londres su 6ª Copa Masters y su título número 70 de las 100 finales que ha disputado hasta la fecha. El suizo debería disputar 63 finales más para igualar a Jimbo Connors y teniendo en cuenta su forma de jugar, puede que lo consiga porque aunque los años no pasan en balde,  su técnica prodigiosa le permite llegar al final de la temporada mucho menos desgastado fisicamente de lo que llegan otros. Federer, con 16 Grand Slam, es un tenista casi perfecto y verlo jugar, una gozada.

7 comentarios:

Elena dijo...

Pues yo creí que iba a perder, después de los nervios que le entraron cuando perdió la pelota de partido en el segundo set, porque además ayer jugó fatal, aunque tuviese golpes preciosos, lo he visto toda la semana y el de ayer fue el peor de los partidos, pero el resto del torneo lo jugó como en sus mejores tiempos.

Y el próximo fin de semana a volver a ganarles la Davis a los argentinos.

T dijo...

Es verdad que ayer estuvo intermitente pero uno sólo de los golpes de muñeca de Federer, entre tanto zambombazo como se lleva en estos tiempos, ya es una alegría.

Y sí, el fin de semana a ganar la Davis otra vez. Ahí si que me da igual quien y cómo juegue. Hay que ganarla como sea.

Lourdes dijo...

Lo que me preguntaba ayer, cuando veía la final del Master, es si jugar en esa pista, con es luz, no les resulta muy incómodo. A mí me deslumbraba la pantalla.

T dijo...

Supongo que no, o ya hubiesen protestado. Es una estética a lo NBA que a mí me horripila pero el tenis ya hace años que forma parte del showbusiness. El otro día leí que el año que viene, en el master 1000 de Madrid, la tierra batida será azul. Lo llaman evolución y ser modernos.

Lourdes dijo...

¿Tierra batida azul? ¡Qué extravagancia más estúpida!

Carmen dijo...

¿63 finales más? Parece muchísimo.

Tierra batida azul. Qué cosas.

T dijo...

Sí, son muchísimas. Connors estuvo en el circuito hasta los 43 años y ganó la friolera de 106 títulos individuales y 15 de dobles, pero Federer le dobla en títulos de Grand Slam.

Connors y McEnroe, con Federer, son mis ídolos con una raqueta.