jueves, 18 de agosto de 2011

¡ Alegria !



'¡Qué hermosos son sobre los montes los pies del mensajero que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz...!'
Isaías 52,7

Esta mañana, Benedicto XVI llegó a Madrid para presidir una nueva Jornada Mundial de la Juventud. Desde 1984, estas jornadas se han celebrado en Roma, Buenos Aires, Santiago de Compostela, Czestochowa, Denver, Manila, París, Toronto, Colonia y Sidney. He participado en tres de ellas: estuve en Compostela, en el 89; en el 97 en París - donde nos reunimos un millón doscientos mil jóvenes sin que a la laica Francia le molestase lo más mínimo - y en Colonia, en 2005. En las tres ocasiones vi a cientos de miles de jóvenes, muy alegres, compartiendo su fe con entusiasmo. No vi gente triste, amargada o resentida.

Por lo que me cuentan, y lo que leo incluso en los medios más beligerantes, en Madrid está ocurriendo otro tanto. Pero aquí, por lo que se ve, están molestando mucho a unos pocos a los que todo lo que tiene algo que ver con la religión católica les produce una gran desazón. Al parecer, la aconfesionalidad del Estado es algo que tiene que imponerse a todos sus ciudadanos y andan soltando pestes y gritando a quien quiera escucharles que con sus impuestos, no. (Con lo que pago a Hacienda se sostienen muchas actividades que a mí me disgustan muchísimo y tampoco me piden opinión, pero debe ser que ellos tienen más y mejores derechos que yo).

Puestos a seguir con argumentos ramplones, esta mañana he escuchado en la radio que ayer quienes se manifestaron contra esta visita del Papa, le recomendaban que fuese a Somalia, un país en el que, como en muchos otros sitios en los que se vive en situación de pobreza extrema, la Iglesia Católica lleva años trabajando, a pesar de las dificultades. Que pregunten en Caritas.

Este anticatolicismo feroz ha quedado muy bien retratado en un artículo de John Carlin que publicó el pasado lunes el diario EL PAÍS y que días después he visto repicado en el blog de Gregorio Luri. Se puede escribir con un tipo de letra más grande pero no más claro.

Yo deseo que la visita del Papa sea un éxito, que no haya ningún otro incidente y que los jóvenes, y no tan jóvenes, que le acompañan vuelvan a dar al mundo un testimonio de alegría.


(Misa de clausura de la Jornada Mundial de la Juventud de Colonia, en 2005)

28 comentarios:

Gregorio Luri dijo...

Amén

Lourdes dijo...

Desde el agnosticismo tampoco entiendo el anticatolicismo que se respira en España. Mi hijo está en Madrid con un grupo de católicos del liceo francés de Estocolmo porque él ha querido ir y ni su padre, luterano, ni yo, se lo hemos impedido. Estoy segura de que la experiencia será muy buena para él.

Ana dijo...

Creo que tenemos mucho que aprender. Los que se dicen laicos, que supongo yo serán agnósticos, en lo que se refiere a la convivencia con los que creen y los católicos de este país que, creo, debemos aprender a sostener nosotros el catolicismo, la palabra de Cristo, no que, como ha sido durante tantísimo tiempo, nos lo dieran todo hecho.

Era muy fácil con un estado confesional y una Iglesia omnipresente, pero ahora las cosas son diferentes, creo que hemos de encontrar nuestro lugar como ciudadanos de primera en este país con una voz potente y legítima que no desmerece porque quiera llevar el mensaje de Cristo en sus actos y en sus palabras. Y no dejar que se instaure el anticatolicismo como un argumento político ramplón.

Y si los jóvenes cogen impulso y fuerza con estas Jornadas ¡bendito sea!

Lourdes dijo...

Entiendo que son agnósticos o ateos, Ana, y a mí me merecen todo el respeto unos y otros, pero creo que en España, estos grupos se han radicalizado hasta posiciones que han hecho que se les pierda ese respeto porque en ellos prima la negación y el rechazo a las creencias de otros. Más que agnósticos o ateos, se dibujan como anticatólicos y veo en ellos actitudes propias del totalitarismo.

Ana dijo...

Vuelvo a este post porque hay una cuestión lingüística que me ha estado rondando estos días y de paso se la he pegado a T.

En mi anterior post, yo hice la acotación de que quienes se menifestaban yo deba por sentado que eran personas agnósticas o ateas porque el uso de laico referido a ellas me parecía inapropiado. Siempre lo he utilizado desde la perspectiva cristiana como la persona que no pertenece a una orden religiosa.

La RAE lo define de la siguiente manera:

1. adj. Que no tiene órdenes clericales. U. t. c. s.

2. adj. Independiente de cualquier organización o confesión religiosa. Estado laico. Enseñanza laica.

Ante semejante definición, y sin ánimo de polemizar, las personas ¿pueden ser laicas si no practican una religión?

T dijo...

El Código de Derecho Canónico establece que 'por institución divina, entre los fieles hay en la Iglesia ministros sagrados, que en el derecho se denominan también clérigos; los demás se denominan laicos'.

Pero dicho esto, entiendo que el término laico está aceptado para definir a quienes no practican religión alguna, lo que pasa es que laico no es lo mismo que laicista. Y aquí muchos de los que se dicen laicos, son laicistas.

Lourdes dijo...

La había entendido, Ana y no comparto su opinión de restringir el término laico a los que creen en una religión y no son clérigos aunque lo diga el DRAE. Me gusta ser muy precisa pero en esto estoy de acuerdo, en todo, con lo escrito por T en su comentario.

Lourdes dijo...

La segunda acepción del DRAE me parece correctísima y por lo tanto, estoy de acuerdo. (Leí muy deprisa).

T dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
T dijo...

Siento mucho que hayas eliminado tu opinión sobre la JMJ. Me he limitado a colocarla donde procedía porque en el otro post no tenía ningún sentido. Venía a replicar pero, obviamente, tampoco procede.

NáN dijo...

Hola, yo no he eliminado mi opinión ni de donde la puse (en los blogs es normal, cuando llegas después de un tiempo, dejar el comentario en el último), pero he bajado al de origen y tampoco está mi comentario (que yo no he eliminado).

T dijo...

Pues no entiendo nada porque yo tampoco lo he borrado.

Lo voy a recuperar del correo electrónico y lo volveré a poner.

T dijo...

NÁN ESCRIBIÓ:

Querida, te contesto aquí a un posto sobre la JMJ que pusistes más abajo.

En la laica Francia no molestó, porque la iglesia francesa no molesta: ocupa su papel, para los suyos, que es lo correcto.

Aquí, la Iglesia hace manifestaciones para que su moral se extienda a la ley para todos, cuando debería ser algo asumido por los creyentes. Aquí, el dinero trasvasado a la Iglesia es enorme, más unas "anulaciones" de impuestos que permiten su enriquecimiento. Aquí, tiene una protección "sobrenatural. Para las jornadas, al ser declaradas Bien de Interés no sé qué, las empresas han dado mucho dinero con el derecho a desgravarse el 90% de lo donado: es decir, si la empresa tal da un millón, dejará de pagar 900.000 euros, que tendrían que haber ido a las arcas públicas (que te recuerdo dedican casi el 50% al Estado del Bienestar. Es decir, lo pagamos nosotros.

Aquí, esta mañana he leído que Aguirre ahorrará 80 millones con el despido de docentes. Lo que no sabía es que hace justo un año sacó una ley por la que los que tienen hijos que van a la escuela concertada (prácticamente católica), tienen derecho a desgravarse 1.800 euros al año. Coste de la medida, 90 millones de euros. Sin ese "favor" a la Iglesia, no haría falta "empobrecer de profesores" la enseñanza pública.

¿Comprendes ahora los motivos del enfrentamiento radical que tenemos contra esa Iglesia, pero no contra sus creyentes?

Por no hablar de que celebramos una manifestación autorizada y al llegar a Sol nos encontramos una plaza ocupada. Y los palos nos los dieron a nosotros. Si al llegar a Cibeles en un acto papal, se hubieran encontrado la plaza llena de contrarios a esta Iglesia, ¿crees que habrían aporreado a los peregrinos?

No solo los laicos de corazón. Muchas comunidades cristianas han considerado este viaje como un escándalo.

Que los cristianos vivan su fe. PEro que los gastos los paguen ellos y que no intenten estatalizar sus principios morales.

Cuando sea así, verás qué bien nos llevamos.

T dijo...

Y ahora replico.

La Iglesia, en España, en Francia y en cualquier parte, expresa sus creencias públicamente y aspira a que sean compartidas por el mayor número de personas. Y, desde luego, trata de influir para que las leyes reflejen sus posiciones, igual que lo hacen otros grupos con postulados que a mí me pueden parecer tan fuera de lugar como que a mí me parece, por ejemplo, consagrar el aborto como un derecho. En Francia también lo hacen. Y en Suecia o Noruega, por citar dos países modernísimos y muy demócratas que son confesionales protestantes.

la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid fue declarada concretamente, acontecimiento de excepcional interés público por la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2010. Y no ha sido el único. También gozan de ese reconocimiento, y de sus correspondientes deducciones fiscales quienes lo patrocinen,entre otros, la Celebración del Campeonato del Mundo de Baloncesto de Selecciones
Nacionales en Categoría Absoluta 'Mundobasket 2014', la 'Conmemoración del Milenio de la Fundación
del Reino de Granada', la Celebración de 'Solar Decathlon Europe 2010 y 2012' o la Competición tecnológica internacional 'Google Lunar X Prize'.
No veo por qué los acontecimientos católicos no pueden aspirar al mismo trato.

.../...

T dijo...

La declaración de acontecimiento de excepcional interés público no la hizo, Esperanza Aguirre, por cierto, sino Rodríguez Zapatero pero ya que aludes a las medidas de gobierno que aquella ha tomado en la Comunidad de Madrid, sólo tengo que decir, en primer lugar, que Aguirre ganó unas elecciones en mayo por mayoría absoluta, es decir que la mayoría de los madrileños apoyamos su política. En eso consiste la democracia, en ir a una urna, votar y elegir a quienes quieren que te gobiernen.

y en cuanto al conflicto con los profesores de educación secundaria, que no sé que tiene que ver con la JMJ, no creo que el incremento de dos horas lectivas en su jornada, que por otra parte están previstas en la ley española, sea tan gravoso, y, desde luego, lo que no va a provocar es el despido de 3.200 interinos, en primer lugar porque no renovar un contrato de interinidad, es decir, provisional, no es un despido y en segundo lugar, porque el curso pasado sólo había 1.700 interinos en educación secundaria, por lo que
es matemáticamente imposible no renovar a 3.200.

Lo cierto es que las arcas públicas están tiritando y hay que apretarse el cinturón pero no ha sido precisamente Esperanza Aguirre quien ha sacado la motosierra de los recortes sociales en España.

.../...

T dijo...

La famosa desgravación fiscal por gastos escolares a la que aludes, se dirige a aquellas familias cuyas rentas anuales sean inferiores a 30.000 euros por cada miembro de la unidad familiar. Dando por supuesto que los menores no tienen rentas, no creo que estemos hablando de familias ricas y, desde luego, es arriesgado suponer que todas ellas los sean católicas. Porque también se pueden beneficiar, por ejemplo, quienes hayan decidido llevar a sus hijos al Colegio Estudio o al Liceo francés, precisamente por ser colegios no confesionales.

Por otra parte, me cuesta creer que os encontraséis la Puerta del Sol 'ocupada' el día de la manifestación anti JMJ. estaría llena de gente, algo bastante habitual en Sol, porque lo que se dice 'ocupada' y más aún, ilegalmente ocupada, lo ha estado durante largos meses esta primavera, con grave deterioro del entorno y grave limitación de movimientos para quienes teniamos o queriamos pasar por allí.

Hay cosas, NáN que, desde mi punto de vista, escapan al sentido común. Si alguien autoriza una manifestación antiprocesiones de Semana Santa la noche del Jueves Santo Sevilla, lo normal es que se encuentre con que la manifestación termina en disturbio.

Y sí, ya sé que ha habido grupos cristianos que han mostrado su disconformidad con la JMJ, lo que demuestra que la Iglesia no es tan monolítica como a veces se pretende y que responde a una diversidad de carismas.

Ana dijo...

Amén.

Lourdes dijo...

En la actualidad, y desde al año 2000, Suecia ya no es confesional pero la Iglesia Luterana mantiene una especialísima relación con el estado, hasta el punto de que el rey, para serlo, debe confesar la fe luterana. En realidad, la dewsvinculación con el estado ha sido muy favorable para la Iglesia Luterana porque, hasta entonces, los obispos los nombraba el gobierno. Sí, igual que hacía Franco pero al modo socialdemócrata.
Hasta el 96 todos los niños que nacían en Suecia, si uno de sus padres era luterano, automáticamente ingresaban en la iglesia luterana sin necesidad de ser ni bautizados. Ahora, hay que pedir el ingreso pero como comprenderás, sigue habiendo muchísimos luteranos nominales lo que tiene repercusiones en la financiación, porque todos ellos, si no han apostatado, pagan una tasa, lo que les da derecho a beneficiarse de los servicios religiosos.
Noruega sigue con Iglesia Nacional y las clases de religión luterana son obligatorias en la escuela. Igual que lo son en Finlandia y también en Suecia.
El sistema danés es mucho más divertido porque en cada parroquia hay representantes de los partidos más representativos de la zona y su constitución dice que la iglesia luterana es la iglesia del Estado danés y tiene como tal la protección del Estado.

T dijo...

Gracias por las aclaraciones, Lour. Imagino que las clases de religión obligatorias no son catequéticas sino de historia de las religiones ¿No?. Y otra pregunta, las tasas que pagan los luteranos a su Iglesia ¿Cómo se recaudan?

NáN dijo...

Mira, T, a tu respuesta, que me parece demagógica, solo te daré una respuesta, para no andar con una casuística que nos lleves demasiado lejos: lo que escribí, y no hace falta que ahora reponga entre comillas es que el "favor" a la concertada (y comparar el Liceo francés, con la nutridísima presencia de colegios católicos es, perdona la expresión, una tontunada: no obstante, me sige pareciendo una mala medida para esos colegios de lujo que no son cristianos y se deben llevar el 0,00007% del "favor") es enorme: ¡sean cuales sean las condiciones de los padres.

El "favor, cuesta 90 millones de euros, el "ataque" a la Enseñanza pública "ahorra" 80 millones de euros.

Es evidente qué tipo de árboles tala cada "motosierra". Como también parece que tu "bosque" no parece que vaya a verse afectado por esas talas. Yo vivo más rodeado de gentes sencillas y agobiadas.

Tan evidente como que, al contestar a lo que escribí, hables de las "condiciones" y no de la "realidad" (80 de recorte contra 90 de regalo).

Sumado al hecho de que "cambiaste" el comentario del sitio donde lo había puesto, sumado al hecho de que ese cambio ni siquiera se había producido (y, al menos, no te molestaste en comprobarlo): me hace dudar bastante de tu buena fe y de la calidad de tus razonamientos.

Seguid con el Cristo de los Pobres, que todo va volviendo a ser como fue siempre.

Elena dijo...

Por qué la respuesta de T es demagógica y tu crítica no? No he leído ninguna ofensa hacia tu persona pero tu si te permites dudar hasta de su buena fe, no te parece que te has pasado? Por qué su opinión es una tontuna y la tuya no? Tu que sabes en que ambientes se mueve? Por qué prejuzgas? Es que tenemos que pensar todos lo mismo que tu y si no somos bobos?

NáN dijo...

Segunda caso, No recuerdo yo en Francia ninuna mani en PArís, de obispos, pidiendo que se elimine el derecho al aborto; pero sí recuerdo varias en Madrid.

Esa es la "diferencia". Pero, ¿para qué cansarnos?

Los que creéis en una verdad Absoluta siempre acabáis acusando a los que no la tenemos de predicar desde una verdad absoluta, como ha hecho Elena.

¿Tenéis derecho a estar a gustito hablando entre vosotros de la "Alegría"?

¡Por supuesto!, así que os dejo en paz.

T dijo...

No voy a entrar en descalificaciones personales, NáN. No tengo ninguna intención de entrar en juicios de valor como los que tú me has dedicado, dudando de mi buena fe y de la calidad (¿?) de mis argumentos. No sé si serán de buena, mala o regular calidad pero los expreso con toda libertad y espero que me los rebatan de la misma forma.

Si te voy a aclarar dos cosas: una que las ayudas por gastos escolares no están dirigidas a las familias que eligen la escuela concertada que, por cierto, son muchísimas (exactamente más de 327.000 alumnos este curso) sino a quienes eligen escuelas privadas (casi 190.000 alumnos este curso), (los que han elegido escuela pública son más de 590.000). Otra es que la cuantificación de lo que tu llamas regalo en 90 millones de euros es una falacia y contraponerlo a los 80 millones de ahorro de la medida que ha provocado la indignación de los docentes, si bien no de todos, es otra falacia más. Esos 80 millones de ahorro se dedicarán a la enseñanza pública, a becas de libros, de comedor o a programas de bilingüismo. Igual que es falso que se esté atacando la enseñanza pública y que se haya incrementado el fracaso escolar en la Comunidad de Madrid. Entre 2006 y 2011, el fracaso escolar ha disminuido en más de 6 puntos y está en el 23%, muy por debajo de la media de España. Y el Informe PISA sitúa a Madrid a la cabeza de España en cuanto a calidad del sistema educativo.

Por último, te doy la razón en una cosa, me encuentro muy a gusto con mis amigos, Elena entre otros, y es verdad que, en general, somos bastante alegres.

Y si no es mucho pedir, por favor, dime que norma prohibe a los obispos participar en una manifestación. Lo relevante no es que hubiese obispos, que son poco más de medio centenar, si sólo hubiesen estado ellos, hubiese sido un fracaso pero había muchísimas personas más a las que les asiste el derecho a manifestarse como a cualesquiera otras.
Cuando el Papa, y varios obispos, condenaron sin paliativos la guerra de Irak a nadie le pareció mal, es más, muchos lo citaron como argumento de autoridad.

Yo no estoy en contra del modelo de estado francés, es más es una de las cosas que más admiro de ellos, inluyendo su organización jacobina que, lo reconozco, la prefiero de lejos a nuestro peculiar estado de las autonomías.

NáN dijo...

Ninguna norma. Solo te pido que reconozcas la diferencia entre una jerarquía no beligerante en las calles (con todo el derecho a transmitir sus creencias a los suyos) y otra jerarquía que sí es beligerante en las calles.

Por cierto, sigo opinando, porque puedo hacerlo, que cuando planteo las cosas diferentes y tú te limitas a responder si "alguna norma prohíbe manifestarse a los obispos", tu argumentación se aleja (como en todos los otros casos, en mi opinión) de lo tratado. Solo estaba marcando una diferencia por la que los laicos somos beligerantes (muy beligerantes) contra la Iglesia española.

Desvías los temas y, por ello, me parece endeble tu argumentación.

Todos tenemos derecho a manifestar nuestras opiniones. Simplemente, a veces se hace en lugares inadecuados, como yo aquí.

Te mando un sincero abrazo, reconozco que eres una buena persona y desconecto inmediatamente el enlace, porque no me gusta ser un obispo en una manifestación.

Lourdes dijo...

Querida T, en Suecia la iglesia se financia mediante el llamado impuesto eclesiástico que consiste en que los luteranos pagan casi un 1% de sus ingresos anuales. Lo recauda la administración.

NáN, yo no estoy de acuerdo con las formas que utiliza Rouco y es un tipo, T lo sabe, que me desagrada profundamente pero dicho esto, añado tampoco entiendo la beligerancia laicista que os gastáis en España, más que laicos parecéis anticatólicos y no es lo mismo. Tampoco entiendo el tono desabrido que has utilizado.

Me dan bastante más terror los islamistas radicales que los católicos radicales porque éstos dejaron de asesinar en nombre de Dios hace ya algunos siglos.

Lourdes dijo...

Se me olvidaba puntualizar algo muy importante: T es una buenísima persona, forjada además en circunstancias muy duras desde que era muy joven. Y Elena es tan conciliadora siempre, además de buena persona, que me resulta muy chocante que alguien la califique de dogmática.

Anónimo dijo...

Lourdes está equivocada.
En España, desde 1936 hasta que Franco murió, en nombre de Diós y el beneplacitó de la iglesia católica se asesinó a miles de personas.

Si alguna vez en España se levantara la veda de los abusos infantiles por muchos de los curas y algunos de esos abusos se hubieran cometido con algunos de sus hijos ¿Pensarían así?

T dijo...

Voy a dejar su comentario, pese al anonimato pero le rogaría que, al menos se identificase. Conozco a todas las personas que intervienen en este blog y no me gusta mantener conversaciones con anónimos.

Yo creo que quien está muy errado en su apreciación es usted.

Al igual que ya ha hecho el Papa en multitud de ocasiones, condeno cualquier abuso infantil, mucho más los realizados por algún religioso o sacerdote.