viernes, 21 de enero de 2011

Relax

Es viernes. Ha vuelto el invierno. Acecha la gripe, si es que no ha hecho ya estragos y la semana no ha sido fácil. Creo que esta música ayuda a serenar el alma. A mí, por lo menos, me la serena mucho.

23 comentarios:

ECA dijo...

¿No te entran ganas de invadir Polonia?

T dijo...

En absoluto. Me relaja mucho, de verdad.

Carmen dijo...

Jolín, T.
Si dices dos veces que te relaja, te creo, te creo.
Todo en la vida, tiene sus matices...
Jolín, T...

(ECA, ji, ji)

Elena dijo...

No fastidies, T! Por mucho que te guste Wagner, te has pasado diciendo que serena el alma.

Ana dijo...

T usted con esta música y diciendo que le serena el alma casi me hace decirle un disparate.

Vamos a dejarlo en que le dé a usted por invadir Polonia.

Babunita dijo...

Invadir, invadir igual no pero ocuparla un poco...

Lourdes dijo...

Yo tampoco elegiría a Wagner para relajarme, prefiero a Bach que, según los expertos, tampoco es el mejor sedante. Conozco personas que se relajan haciendo cosas muy extravagantes, así que tampoco me extraña que T considere que La Marcha Fúnebre de Sigfrido es mejor que un lexatín.

ECA dijo...

T: Como habrás comprobado, lo de Wagner como inductor de estados beatíficos no tiene mucho éxito entre la parroquia.

T dijo...

¡Qué le vamos a hacer! ¿Qué no les parece relajante Wagner, y más concretamente, un fragmento de la última jornada del Anillo? A mí, lo escribo por tercera vez, Wagner me parece una maravilla y escucharlo me relaja. Disfruto como una loca.

Y sin embargo, me acuso de que este fin de semana, pese a proponer Wagner, he optado por escuchar el Ariodante de Händel. Versión de Minkowski con los del Louvre y una soberbia Anne- Sofie von Otter. (Lynne Dawson, tampoco está nada mal).

Es una grabación del 97. Hace ya una barbaridad de años. Definitivamente, me estoy haciendo muy mayor porque la compré cuando salió y el sábado, caundo comprobé la fecha de la grabación, no podía creer que hubiese pasado ya tanto tiempo.

Babunita dijo...

Si, los años pasan que es una barbaridad... ¿se acuerda de cuando la Mutter la protegida de Karajan? Cuando la descubrimos todos, al menos mamy.

T dijo...

A la Mutter la tengo completamente olvidada, Babunita. Nunca me gustó un pimiento. Fue una chochez de Herr Karajan, a quien también dejé caer en el olvido cuando decidió que popularizar la música clásica, pasaba por por vulgarizarla. Lo más moderno que escucho de él son las sinfonias de Beethoven que grabó entre 1961 y 1962. Después volvió a grabarlas otras tres veces, por lo menos, pero no me interesan nada.

Temo que en cuestión de música, y de músicos, peco de purista.

Lourdes dijo...

Händel me parece mejor opción que Wagner para un rato de relajación, pero si tuviera que quedarme con Wagner elegiría Parsifal o Tannhauser antes que cualquiera de las partes de la Tetralogía. Siempre he pensado que es tan teatral que sólo se puede disfrutar si se ve y soy incapaz de seguirla en disco, me distraigo y termino por perder el hilo.

T dijo...

No eres la única que necesita 'ver a Wagner' para disfrutarlo. Y no voy a ser yo la que te diga que la escena no es importante. Sin embargo, yo escucho el Ocaso, y la música me va guiando. Veo a Sigfrido despidiéndose de Brunilda, a las Hijas del Rin tratando de conseguir que les devuelva el Anillo... así hasta que arde el Walhalla. 'Lo veo' al mismo tiempo que lo escucho.

Si, además, quien dirige es Knap, no hay ningún temor a que me sobresalte por alguna estridencia desagradable.

T dijo...

Por cierto, Lour,una precisión que se me escapó esta mañana. Y vaya por delante que es de las de tocar las narices. 'La Tetralogía', en puridad, no es tal, es una trilogía en tres jornadas (La Walquiria, Sigfrido y El Crespúsculo de los Dioses), con un prólogo (El Oro del Rin).

ECA dijo...

T: ¿Va a haber partido o Lourdes en esta superficie no juega?

T dijo...

Lourdes puede jugar en cualquier superficie, ECA. Otra cosa es que quiera.

Lourdes dijo...

Jugar con T, en cualquier superficie, siempre es muy interesante, ECA. Sin embargo, conozco mis limitaciones y en ópera, tanto más si es de Wagner, mis conocimientos se quedan muy por debajo de los suyos. Hoy, por ejemplo, he aprendido que más de medio mundo, incluidos los responsables de muchos teatros de ópera importantísimos, titulan impropiamente la obra maestra de Wagner.

T dijo...

Me temo que eres víctima de un falso recuerdo, Lour. No tengo ninguna duda de que habrás leído muchas veces que tal o cual teatro han programado la 'tetralogía' de Wagner. Es posible que incluso me lo hayas escuchado a mí porque es verdad que se utiliza mucho pero no creo que la hayas visto así titulada en ninguna programación oficial de ningún teatro. Cómo mucho, habrás leído que se programa el ciclo completo de El Anillo, icluso omitiendo al Nibelungo, pero de tetralogía, en programa oficial, no verás una palabra.

Si vuelves a pasearte por los principales teatros en los que estabas pensando ayer, cuando escribías tus comentarios, podrás comprobarlo. Ni en el MET de Nueva York, ni en el Real, caso de que esté entre los principales teatros del mundo, que lo dudo; ni en la Ópera de Baviera ni, por supuesto, en el Festival de Bayreuth, aunque como este año, allí no toca Anillo tendrás que esperar al que viene.

Elena dijo...

ECA, no te hagas el pardillo, si no hubiese partido no serían ellas.

Lourdes dijo...

Si es como tú dices, T, voy a tener que estudiarme la actividad en el córtex prefrontal porque hasta ahora no se me había pasado por la cabeza la posibilidad de que en algo tan trivial, mi cerebro generase falsos recuerdos.
Habitualmente, las ilusiones memorísticas se producen como mecanismo de defensa ante vivencias traumáticas y dado que no asocio ningún trauma a la visión de un programa que contenga el Anillo del Nibelungo, debería haber una causa fisiológica pero tampoco lo encuentro probable. En definitiva, que es posible que me falle la memoria pero muy improbable que sufra un falso recuerdo.

Ana dijo...

¡Caramba T! ¿la imposibilidad de ver a su Federer del alma hace que monte usted partidos donde sea?;-)

Que conste que yo también me hubiera apuntado a alguno de los partidos del Open de Australia para verlo repantingada en el sofá.

T dijo...

No serías la primera a la que la visión, o la simple audición de Wotan le provoca un trauma, Lour, así que no descartes tan a la ligera el falso recuerdo.

;-)

va a ser éso que usted apunta, Ana. Y lo que es peor, ya ni a Federer podré ver. Ha palmado en semifinales con Djokovic en 3 sets.

ECA dijo...

Elena: Ya lo sé, pero hay que jalearlas un poco.
Ana: No creo que tenga que contarle yo que T entra a todos los trapos ¿Verdad? Pues Lourdes tampoco rehúsa un embite.