martes, 2 de septiembre de 2008

El espectáculo debe continuar

Sabido es que el Festival de Bayreuth, en Baviera, es el santuario wagneriano por excelencia. También es del dominio público que Richard Wagner engendró una familia no sé si digna de una saga operística pero sí de un 'culebrón' de ésos que se programan en las televisiones a la hora de la siesta.

Esta primavera, Wolfgang Wagner, nieto del compositor y biznieto de Franz Liszt, anunció que dejaba la dirección del Festival después de 57 años de dirigirlo con mano de hierro, 15 de los cuales los compartió con su hermano Wieland, muerto en 1966. El Consejo de la Fundación del Festival optó ayer por la vía de la dirección colegiada para zanjar la 'guerra de sucesión' que durante más de una década ha planeado sobre La Verde Colina: Katharina, de 30 años, y Eva Wagner-Pasquier, de 63, hijas del segundo y primer matrimonio de Wolfgang, respectivamente, se repartirán las competencias de la dirección de forma colegiada con el asesoramiento artístico de Christian Tielemann. La perdedora ha sido Nike Wagner, hija de Wieland, y por tanto prima de Katharina y Eva, que llevaba como valedor artístico a Gerard Mortier. Para que no faltase nada, a última hora se presentó la candidatura de Richard Bauer, de 44 años y según él hijo natural de Wieland Wagner.

Eva Wagner, que en 1976 participó en el polémico y finalmente aclamado montaje del 'Anillo del Nibelungo' de Patrice Chéreau y Pierre Boulez, conoce el Festival como la palma de su mano, pero estaba enfrentada a su padre tras la muerte de su madre y posterior matrimonio de Wolfgang con su hasta entonces colaboradora, Gudrun. Hasta hace muy poco no se trataba con Katharina y ha mantenido una tenaz batalla por conseguir la dirección del Festival que la llevó el pasado año a aliarse con su prima Nike para desbancar a su padre. Desde ayer, debe compartir la responsabilidad de mantener las esencias wagnerianas con su hermanastra, 33 años más joven y varias veces abucheada ya en Bayreuth por sus discutidas producciones.

Dicen los más optimistas que Katharina modernizará el Festival, aunque no se sabe muy bien que hay que modernizar, mientras que Eva tratará de preservar todo aquello que ha hecho de Bayreuth un lugar mítico. Me parece una dificil componenda y mucho me temo que asistiremos a nuevos episodios del culebrón. Sin embargo, el Festival debe continuar; si sobrevivió al estigma de Hitler, estas guerras fratricidas no deberían impedir que cada 25 de julio las óperas de Richard Wagner se interpreten en el lugar que el compositor consideró más idóneo.

Y si no es así, que venga el mismísimo Wotan a arreglarlo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

A.-
Si no es así ya puedo ir preparando una buena despensa de Lexatin porque a usted le va a dar un jamacuco de los gordos.

T dijo...

Bayreuth siempre fue una encantadora mezcla de provincianismo bávaro y refinadas élites devotísimas de Herr Richard. En los últimos años, la mezcla ya no es tan divertida porque a los inevitables japoneses, con perdón, hay que sumar toda una tribu de snobs que van porque 'hay que ir', usted ya me entiende. La mayoría de ellos no repiten porque el lugar, empezando por el teatro que es incomodísimo, no reúne las dósis de confort y glamour que ellos esperaban, pero siempre hay alguna nueva promoción dispuesta a pagar uan millonada por decir que estuvieron allí.

A mí me daría mucha pena que el Festival se perdiese, pero por una vez soy optimista y estoy segura de que sobrevivirá. ;-).

JRSS dijo...

El festival de Bayreuth no es más que una reunión de carcas que quieren que la ópera siga siendo el privilegio de unos pocos. Los verdaderos amantes de la ópera, los que vamos a disfrutar de la música y no a que nos vean, no pisaremos nunca ni Bayreuth ni Salzburgo que son el méjor ejemplo de la decadencia de una sociedad enferma.

T dijo...

Es usted muy libre de ir, o no ir, a donde le plazca pero si me lo permite, el argumento que utiliza para descalificar tanto a Bayreuth como a Salzburgo, es bastante pobre. Gente que va a lucirse la hay en todos los sitios pero eso de que quienes de verdad disfrutan la música no van a esos festivales, es si me lo permite de nuevo, una simpleza.

JRSS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
JRSS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
T dijo...

Le he borrado dos comentarios porque en ete blog no se admiten insultos ni palabras malsonantes. Mucho menos blasfemias.Le invito a que diga lo que quiera sin necesidad de insultar a nadie. Muchas gracias.