martes, 1 de julio de 2008

Panem et Circenses

5 comentarios:

Anónimo dijo...

G.

Habet, hoc habet!

T dijo...

Y parece que el 'emperador' de la federación no va a levantar el pulgar hacia arriba para salvar al aclamado seleccionador y mantenerlo en su puesto.

En serio, le aseguro que estoy perpleja con esta explosión rojigualda insospechada y este fervor patrio que nos ha hecho caer en manifestaciones bastante cercanas a la 'caspa'. (Lo de ayer, con el fin de fiesta de Manolo Escobar fue verdaderamente impagable)

it dijo...

Xactamente lo que llevo pensando toooooodo este tiempo. ¡Y ahora, una vez finalizado el furboh, empezamos con los sanfermines!

ufff!

Anónimo dijo...

G.

Estimada me ha centrado usted un balón que no puedo evitar rematar, si esto es fervor patrio:

Prefiero rosas, amor mío, a la patria

Prefiero rosas, amor mío, a la patria,
Y antes magnolias amo
Que a gloria y a virtud.

Mientras la vida no me canse dejo
Pasar por mí la vida
Mientras yo siga siempre el mismo.

¿Qué importa a quien ya nada importa
Que uno pierda y otro venza
Si el alba raya siempre,

Si cada año con la primavera
Las hojas aparecen
Y con el otoño cesan?

Y el resto, lo demás que los humanos
Añaden a la vida,
¿Qué le acrece a mi alma?

Nada, salvo el deseo de indiferencia
Y la blanda confianza
En la hora huidiza.

Bienaventurada usted la que esta nación aún es capaz de causarle perplejidad.

Saludos.

T dijo...

Queridísima It, ¡Qué alegría verla por aquí! Deberiamos despedir la season, antes de hacer las maletas para el norte, o empezar a quedar para la vuelta, ¿no le parece?

Estimado G, muy bien rematado y muy propio. La verdad es que estoy con Pessoa, y con usted, si esto es la patria...